top of page
Buscar

¿PFAS hace que sea más difícil perder peso?

Actualizado: 5 jul 2023


¿PFAS hace que sea más difícil perder peso?

Los compuestos de perfluoroalquilo y polifluoroalquilo (PFAS) son sustancias químicas utilizadas en una amplia gama de productos industriales y de consumo desde hace décadas. Su resistencia al calor, el agua y el aceite los hace útiles en utensilios de cocina antiadherentes, envases de alimentos y espumas contra incendios.


Sin embargo, se ha descubierto que estos productos químicos están relacionados con numerosos problemas de salud, como cáncer, disfunción del sistema inmunológico y trastornos reproductivos. Estudios recientes también sugieren que la exposición a los PFAS puede dificultar la pérdida de peso.


Un estudio realizado en la Universidad de Harvard encontró que las personas con niveles más altos de PFAS en la sangre tenían más dificultades para perder peso y mantenerlo. El estudio siguió a más de 600 participantes en un programa de pérdida de peso y descubrió que aquellos con niveles más altos de PFAS perdieron significativamente menos peso que aquellos con niveles más bajos.


Otro estudio realizado en la Universidad de California reveló que la exposición a los PFAS puede interferir con la capacidad del cuerpo para regular el metabolismo. Se observó que la exposición a los PFAS condujo a una disminución en la producción de adiponectina, una hormona que desempeña un papel importante en la regulación del metabolismo y la promoción de la pérdida de peso.


Entonces, ¿cómo exactamente interfieren los PFAS en la pérdida de peso? Existen varios mecanismos posibles. Por un lado, los PFAS pueden alterar el equilibrio hormonal del cuerpo, lo que dificulta la regulación del apetito y el metabolismo. Además, los PFAS podrían interferir con la capacidad del cuerpo para quemar grasa como fuente de energía, lo que lleva a una menor pérdida de grasa y un mayor almacenamiento de la misma.

Es importante tener en cuenta que los PFAS son ubicuos en nuestro entorno y prácticamente todos hemos estado expuestos a ellos en algún momento de nuestras vidas. Sin embargo, existen medidas que podemos tomar para reducir nuestra exposición, como evitar productos que contengan PFAS, beber agua filtrada y evitar el consumo de pescado que pueda estar contaminado con PFAS.


En conclusión, si bien hay múltiples factores que pueden dificultar la pérdida de peso, los PFAS podrían ser uno de ellos. A medida que se realiza más investigación sobre los efectos de los PFAS en la salud, queda cada vez más claro que estos productos químicos son una preocupación importante para la salud pública. Al tomar medidas para reducir nuestra exposición a los PFAS, es posible que podamos mejorar nuestra salud en general y que sea más fácil mantener un peso saludable.


7 visualizaciones

Comments


bottom of page